ExcursionismoEl concepto de excursionismo se ha ligado a lo largo de la historia a diferentes conocimientos científicos, artísticos, históricos, pero también al aspecto lúdico. El excursionismo como actividad obtuvo un marcado impulso por el surgimiento de la burguesía y el ferrocarril, aunque desde épocas muy remotas el humano lo practicara para lograr subsistir.

Decir un concepto de excursionismo hoy en día no es una tarea difícil, ya que la actividad ha logrado desarrollarse gratamente en todo el mundo y es muy practicada por los amantes de las montañas. En Europa, América del Sur y Asía se pueden encontrar muchos adeptos a esta actividad deportiva, recreativa y didáctica, lo que no excluye a las demás regiones del mundo, simplemente se citan las zonas donde el excursionismo cuenta con mayor número de practicantes.

Pero la actividad de excursionar se ha practicado por parte del hombre desde tiempos muy remotos, quizá no con los fines que hoy se siguen, pero si de la misma forma.

Evolución del concepto de excursionismo

Desde siempre el ser humano estuvo obligado a practicar el excursionismo. En la prehistoria el concepto de excursionismo no era manejado por el hombre, éste solo lo ponía en práctica para encontrar sus alimentos, escapar de especies superiores físicamente, trasladarse hacia diferentes zonas y reconocer su hábitat natural.

Son los primeros vestigios de excursionismo que tuvo el hombre, si bien este no era realizado como actividad lúdica, deportiva o recreativa; se realizaba con el fin de lograr la supervivencia.

El hombre evolucionó y agrupó en sociedades, con esta evolución surgió el concepto de excursionismo que hasta ese entonces no existía.

El excursionismo nace en el siglo XVIII junto con la revolución industrial y la expansión de la nueva clase media, la burguesía. Las sociedades estaban sufriendo importantes cambios, la gente se aglomeraba en las ciudades y los campos quedaban cada vez más deshabitados, convirtiéndose en lugares para disfrutar el tiempo libre y lograr contacto directo con la naturaleza, lo cual se había perdido para quienes vivían en la ciudad.

El excursionismo sumaba a su concepto el fin recreativo y lúdico que le otorgaba independencia y le daba nacimiento. Pero paralelamente era practicado por hombres de la ciencia y el arte, para realizar sus investigaciones y lograr fuentes de inspiración. Fueron éstos quienes le propiciaron una gran difusión a la actividad durante fines del siglo XVIII y el siglo XIX.

Geógrafos, arqueólogos, paleontólogos, biólogos, artistas y deportistas, entre otros, encontraban en los senderos un hábitat común para sus fines. El excursionismo se practicaba a caballo, carreta o pie, pero siempre se buscaba conocer parajes alejados.

Les Charmettes, cerca de Chambéry, donde vivió Jean-Jacques Rousseau

Les Charmettes, cerca de Chambéry, donde vivió Jean-Jacques Rousseau

Jean-Jacques Rousseau, filósofo francés del siglo XVIII, era un reconocido fanático de la botánica y del excursionismo a pie. Una vez él dijo: “Para mí sólo existe una manera más agradable de viajar que a caballo: a pie. Se emprende la marcha cuando se place; se detiene según su voluntad, se esfuerza poco o mucho, según se desee. Se observa todo el país… No preciso tomar senderos desbrazados ni carreteras cómodas. Paso por todas partes por las que pasa una persona, veo todo lo que puede ver una persona y, puesto que dependo únicamente de mí disfruto de toda la libertad de la que puede gozar una persona.”

Adicionalmente durante el siglo XIX se dio un auge en la cultura y el arte natural que aunado al romanticismo llevó a las clases educadas a motivarse hacia las diversas actividades que tuvieran que ver con el campo. El filósofo J. J. Rousseau es famoso por su afición a la botánica y a las excursiones a pie. Sin embargo destacó en mayor medida H. Pestalozzi, quién creó escuela pues predicaba que la enseñanza era mucho mejor si se estimulaban las capacidades de los alumnos directamente en el objeto de estudio, así no era lo mismo hablar de botánica en un salón que hacerlo directamente en el campo.

Podemos decir, pues, que hasta la primera mitad del siglo XIX el concepto de excursionismo era el de: actividad que consiste en recorrer o trazar senderos o caminos en ambientes vírgenes, que el hombre no haya modificado, con fines científicos, recreativos, deportivos y estéticos.

La fundación del Alpine Club en Londres marca un cambio en el concepto de la actividad. Transcurría el año 1857 y fue este club quien decidió agrupar a los montañistas más consagrados con el fin de coronar las principales cimas alpinas. La respuesta del nacionalismo suizo no tardó en llegar, sus cimas iban a ser conquistadas por los ingleses y ellos debían impedirlo, crean así el Club Alpin Suisse (CAS) en 1863. Sucesivamente fueron surgiendo en otros países otros clubes alpinos en diferentes países (Austria (1862), Italia (1863), Alemania (1869), etc.); la expansión y creación de un nuevo concepto estaba aconteciendo.

El nuevo concepto de excursionismo

ExcursionistasEl nuevo concepto de excursionismo se comenzaba a forjar a partir de la segunda mitad del siglo XIX en los nuevos clubes alpinos que se habían conformado en Europa.

Desde entonces el excursionismo pasaría a ser una actividad física que se realiza con el fin de recorrer senderos y rutas, o trazar nuevos/as, valiéndose de un medio natural y con un fin recreativo, deportivo o científico.

Los medios naturales del los cuales se valen los excursionistas pueden ser sus propios pies, bicicleta, caballo, esquís, paletas de nieve, etcétera. De ninguna manera se considera excursionismo una actividad que implica cualquier objeto mecánico para lograr el traslado.

Los senderos y rutas se persiguen en diferentes lugares como ser montañas, montes, bosques, selvas, costas, desiertos, cavernas, cañones, ríos, etcétera.

La evolución de conceptos, la masificación y globalización que le imprimieron los medios de comunicación al concepto de excursionismo actividad generó que el excursionismo sea catalogado como deporte aventura, turismo ecológico e, inclusive, deporte extremo.

El excursionismo se diferencia con los deportes extremos en que él es una actividad donde se persigue la actividad deportiva exclusivamente en un medio natural; en cambio los deportes extremos, si bien incluyen actividades parecidas a las disciplinas incluidas dentro del excursionismo, no se practican exclusivamente en un ambiente natural y requieren un alto estado físico y que el esfuerzo sea realizado en una situación potencialmente peligrosa o extrema.

El excursionismo incluye las siguientes disciplinas en su concepto:

  • Senderismo
  • Montañismo
  • Espeleología
  • Ciclismo de montaña
  • Rutas a caballo
  • Esquí de travesía

Y se relaciona con las siguientes actividades que se pueden considerar deporte de aventura o extremo:

  • Escalada
  • Barranquismo
  • Kayak
  • Descenso de ríos
  • Buceo deportivo
  • Carrera campestre
  • Paracaidismo
  • Alas delta o parapente

Fuente: deportesextremos.net