Chile: Alto Biobío

Ya se viene el verano, estación ideal para salir y disfrutar de la naturaleza de la Región del Biobío y qué mejor que contemplar los legendarios bosques de araucarias del Alto Biobío.

Para ello no hay mejor panorama que recorrer los senderos milenarios de la montaña, ya sea a pie o a caballo. El encanto de la zona no deja de sorprender y maravillar a quienes transitan por el medio de los imponentes bosques de la Cordillera de Los Andes.

De paso, estos viajes a través de la montaña permiten acercarse y conocer la cultura Pehuenche, dueños desde tiempos ancestrales de la tierra y quienes pueden enseñar a través de sus relatos, la larga historia de su pueblo y lo muy ligados que están a su tierra.

Entre los senderos a seguir se puede llegar al volcán Callaqui o traspasar toda la reserva nacional Ralco, y llegar a la hermosa laguna La Mula, la cual otorga una tranquilidad única a sus visitantes.

Otra opción son las “Vegas de La Mula”, lugar de numerosos puestos de veranadas, donde desde noviembre a abril familias pehuenches cuidan su ganado. En este punto se obtiene una impresionante vista tanto del Valle del Río Ralco, como de Cordillera La Blanca y de Malla Malla, donde las araucarias crecen en la más abrupta topografía. La senda continúa a media ladera, teniendo en todo momento una magnífica vista de la Cordillera de los Andes.

Ante ello no queda más opción que acercarse hasta el Alto Biobío y disfrutar de todo el paisaje y tradición que sus tierras encierran.
Fuente: chile.travel